Praxis Digital


Retrato del filósofo materialista (Louis Althusser)
junio 27, 2010, 6:17 pm
Filed under: Louis Althusser, materialismo aleatorio, proletarios

Nunca he sido un entusiasta del estructuralismo, tampoco de su versión post ni de sus derivados próximos. Pero sus promotores se me atraviesan tanto como si cayesen tal atomos en la lluvia epicúrea. Por lo pronto,  es un dato empírico duro el hecho de que en las librerías de la mayoría de las grandes ciudades de occidente, encontremos una no menor cantidad de libros representativos de esta tradición: pesados tomos, cursos, ediciones colectivas, ensayos breves, relatos anecdóticos o escritos inéditos; mucha edición, mucha demanda, mucho dinero. También juega a favor la seducción de sus temas, el colorido de sus medios  y la vitalidad en el tratamiento de problemas aridos e intangibles.


Y me refiero a esta tradición de pensamiento (francés) y su soporte editorial con un tono algo resentido, porque a lo largo de años he preferido otras que,  o han sido descartadas y evitadas, o conscientemente suprimidas, lo que implica un minúsculo soporte editorial y la marginación de todo debate considerado serio o válido. No es un asunto personal contra el pensamiento incubado en Francia, ya que entre aquellos desplazados en los que pienso puedo contar a J. Camatte y Gilles Dauve.

El trabajo teórico de Althusser puede ser legitimamente considerado como un ejemplar de primera línea del pensamiento “filoestructuralista” (por favor no sobre estimar este término). Sus escritos sobre la obra de Marx (Lire Le Capital, Pour Marx) han determinado un patrón entre las deformaciones cientificistas en la lectura del autor del manifiesto, más incomoda aún si pensamos en cómo se puede organizar en un todo coherente  la apología de la filosofía de Lenin y sus anacrónicas concepciones cientificas (ya denunciadas por A. Pannekoek en su “Lenin filósofo”) con cierta pretensión cientificista y académica situada 50 años después.  En realidad formulas forzadas para sostener un marxismo que no resulte incomodo en los salones  burocráticos o en los laboratorios de disección, un episodio más del antagonismo entre un marxismo vivo y otro embalsamado.

Pero pasa que el último Althusser – ya fuera del partido comunista francés – abandona este cientificismo falaz y forzado y busca en lo que llama “materialismo del encuentro”, una tradición filosófica proscrita, apasionada y vital. Un modo de enfocar el pensamiento, que conecta con perspectivas centíficas contemporáneas y que parece tener mucho que enseñarle. “Retrato del filósofo materialista”  va por esos carriles y me ha llamado la atención; un texto breve emparentado con otros del mismo periodo como “La única tradición materialista” (1985).

Sólo pretendo presentar este breve documento. Pero además quiero sugerir que el enunciado de fondo tras estos textos de Althusser – ya completamente desengañado del estalinismo histórico – va por elaborar el sustento ideológico de un novel “reformismo radical” del cual el “movimiento de movimientos” es su principal especimen (como diria J. C. Mariategui).

Althusser

La edad de este hombre no tiene ninguna importancia. Puede ser muy viejo o muy joven.
Lo esencial es que no sepa dónde está y que tenga ganas de ir a cualquier parte.
Por eso, como en los westems americanos, él siempre toma el tren en marcha. Sin saber de dónde viene (origen) ni a dónde va (fin). Y se baja en marcha, en un pequeño poblacho en torno a una estación ridicula.
Salón, cerveza, whisky. — ¿De dónde vienes, tío? — De lejos. — ¿Adonde vas? — No lo sé — A lo mejor hay trabajo para ti — OK.
Y nuestro amigo Nikos se pone a trabajar. Es griego de nacimiento, emigrado a los Estados Unidos, como tantos otros, pero sin un duro en el bolsillo.
El trabajo es duro y al cabo de un año se casa con la más bella chica del lugar. Se hace con una pequeña fuente de riqueza y compra unos animales para formar un rebaño.
Con su inteligencia, su sentido (Einsicht) de la elección de los jóvenes animales (caballos, vacas), acaba por tener el mejor conjunto de animales de la región — al cabo de diez años de trabajo.
El mejor conjunto de animales = el mejor conjunto de categorías y conceptos.
Competencia con los otros propietarios — tranquilo. Todos le reconocen como el mejor, y a sus categorías y conceptos (su rebaño) como los mejores.
Su reputación se extiende por todo el país.
De vez en cuando, toma el tren en marcha para ver, charlar, escuchar — como hace Gorbachov en las calles de Moscú. — ¡ Se puede, por lo demás, tomar el tren sobre la marcha!
Más popular ya que cualquier otro, podría ser elegido para la Casa Blanca, habiendo empezado desde cero. No. Prefiere viajar, bajarse en el camino; es así como se comprende la verdadera filosofía, que es la que la gente tiene en la cabeza y que es siempre conflictiva.
Desde luego, puede también solucionar unos problemas, apaciguar unos conflictos, pero a condición absoluta de dominar sus pasiones.
Es entonces cuando lee a los Indios, a los Chinos (el Zen) y a Maquiavelo, Spinoza, Kant, Hegel, Kierkegaard, Cavaillés,
Canguilhem, Vuillemin, Heidegger, Derrida, Deleuze, etc.
Se convierte así, sin quererlo, en un filósofo materialista casi profesional — no materialista dialéctico, ¡ese horror!, sino materialista aleatorio.
Alcanza entonces la sabiduría clásica, el «conocimiento» del tercer género de Spinoza, el superhombre de Nietzsche y la inteligencia del eterno retorno: saber que todo se repite y que no existe más que la repetición diferencial.
Entonces puede discutir con los grandes idealistas. No solamente los entiende, sino que les explica a ellos mismos las razones de sus tesis. Y los otros se sumen a veces en la amargura, pero ¡y qué!

amicus Plato, magis amica Veritas!

[FUENTE: «Portrait du philosophe matérialiste» (1986), en Louis Althusser, Écrits phüosophiques et politiques, textos reunidos y presentados por Francois Matheron, tomo I, Stock/IMEC, París, 1994, pp. 581-582. Traducción: Pedro Fernández Liria.]

esquema


Facebook Twitter More...

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: