Praxis Digital


Utopías. Pobre Martín, pobre miseria (Volante Tanax, Chile, 1988)

En la página web criticasocial.cl, sitio que contiene parte del trabajo editorial y critico del chileno Rodrigo Vicuña Navarro, exactamente donde se ubican los materiales rotulados como “Ediciones Naufragio”, entre los que podemos contar su traducción de “La sociedad del espectáculo” (Guy Debord),  se encuentra una publicación de apenas dos contundentes páginas llamada TANAX  (Volante irregular sin filtro anti cultural). Fechada en diciembre de 1988 en Santiago de Chile y orientada hacia la critica radical de la contingencia de su época, es testimonio de una perspectiva beligerante y refinada frente a la realidad capitalista, odiosa, irreductible, sarcástica y despectiva de esta sociedad y sus apologistas. Entre los interpelados por el volante se encuentra el acreditado y posmodernisimo filósofo Martín Hopenhayn.

A Hopenhayn, la primera vez que lo vi fue en un coloquio sobre Nietzsche realizado en la Universidad de Valparaíso, a eso de mediados de los 90’s.  Un conferencista académico bastante seguro de sí mismo como  recuerdo, muy sagaz en su discurso.  Luego he leído un ensayo de su autoría llamado “Largo viaje de un rockero ilustrado: la mezcla Morrison” (1991), un irritante ensayo escrito a propósito de la película “The Doors”, publicado en uno de los principales órganos intelectuales de la clase dirigente chilena, la revista de “Estudios Públicos” (nº 48, primavera de 1992). Datos evocadores de un periodo traumático, en que los jovencitos hijos de la burguesía complaciente así como los hastiados desclasados de un proletariado que aún podía dignarse de reconocerse como tal, se uniformaban con la melena y chaquetón estilo Jim Morrison, entusiasmados por la poesía, una vida hippie y buena onda.  No creo atingente culpar a Jim, pero da lo mismo. Para otros fue un periodo conflictivo, ácido, nebuloso, poéticamente oscuro si es que se puede pensar que tenía alguna poesía.

Jim

Para seguir con Martín, lo calificábamos de acreditado porque su currículum incluye estudios en la Universidad de Chile, en la Universidad de Buenos Aires y en París, donde hizo una tesis sobre Nietzsche bajo la dirección de nada más ni nada menos que Gilles Deleuze. El caso es que TANAX se hace cargo de Hopenhayn y me pareció oportuno resucitar este documento porque, más que querer colaborar en una campaña de desprestigio de Hopenhayn, creo que puede leerse como un ajuste de cuentas con cierto estereotipo del intelectual contemporáneo.

Sigue leyendo

Anuncios