Praxis Digital


Nuestras vidas se consumen
octubre 17, 2013, 2:19 am
Filed under: Alienacion, anticapitalismo, critica del trabajo

Dibujo 2Dibujo1

Facebook Twitter More...



Marx Reloaded
diciembre 21, 2011, 11:25 am
Filed under: Actualidad, anticapitalismo, Jacques Rancière, Karl Marx

“Marx Reloaded” es un documental en torno a la actualidad de la obra de Marx; un trabajo “entretenido”, “polémico”, “pedagógico”, que no me parece descalificable per se, aunque tampoco algo de lo cual se deba esperar efectos “formativos”, que el film necesariamente no hallará entre sus posibilidades (la oferta contemporánea y digital de documentales es, simplemente, asfixiante… esto lo he comentado en otro lado).

Facebook Twitter More...

Sigue leyendo



Homenajes ante el fallecimiento del compañero Emilio Madrid Esposito
agosto 9, 2011, 11:16 pm
Filed under: Actualidad, anticapitalismo, Comunismo, Espartaco Internacional, proletarios

  A través de la página Web de la publicación internacional Controverses, me he enterado del lamentable fallecimiento del animador, traductor y editor del proyecto editorial,  asentado en Barcelona, Ediciones Espartaco Internacional. Con Emilio Madrid me comunique entre el 2008 y el 2009, en principio interesado por el importantísimo material bibliográfico que tradujo y publico en castellano. Siempre fue muy atento ante las preguntas, comentarios y sugerencias, y si alguna vez tardo en responder, fue su enfermedad a la vista, de la que más de alguna vez me comento, la que obstaculizo su inagotable pasión por la emancipación del proletariado y la difusión del internacionalismo, el marxismo y la crítica de toda ideología extraña al proyecto revolucionario esbozado por Marx.

  No cabe duda de que el proyecto editorial impulsado por Emilio, significo para muchos militantes e interesados por la lucha contra el capitalismo y la perspectiva comunista internacionalista (debo ser redundante para marcar diferencias con el oxímoron que expresa  los llamados “partidos comunistas de…”), una fuente imprescindible de material clarificador y orientador, tanto en el plano programático como en el de la documentación histórica. Material que se encontraba en otros idiomas, básicamente el francés, gracias al esfuerzo y paciencia de Emilio pudimos leerlo en castellano, además de estar accesible en su totalidad en la página Web de su  iniciativa editorial.

  La mayoría de los textos que Emilio tradujo, están vinculados al proyecto editorial francés Spartacus, cuyo espectro bibliográfico pasa por el anarco sindicalismo, la izquierda comunista, especialmente la del comunismo de consejos y, en gran medida, la divulgación de documentos críticos de la revolución rusa. A continuación dejo unos textos que se encuentran en la versión en español de Controverses,  proyecto en el que Emilio colaboró de forma entusiasta.

Facebook Twitter More...

Homenajes a nuestro compañero Emilio Madrid Esposito

Nuestro apreciado compañero Emilio Madrid Esposito falleció el miércoles 3 de agosto en el hospital de Reus (Tarragona) hacia las siete de la mañana. Era el fundador e incansable animador de las Ediciones Espartaco Internacional. El funeral tuvo lugar el 4 de agosto y varios compañeros le rindieron un último homenaje:

  Sigue leyendo



De una utopía a la otra (Anselm Jappe)

Este breve pero robusto  artículo, es de la más reciente producción de Jappe vertida al castellano.  Pensado para el último número de la revista del Grupo Surrealista de Madrid, Salamandra (número doble, 19 – 20), es una cuidada pieza para uno de los bloques temáticos de la reciente publicación: el problema de la utopía.  Su nombre se suma a otros tan conocidos como los de  Michael Löwy y Miguel Amorós, quizás alineables bajo el rotulo de marxianos  (o en el de marxista heterodoxo, para el caso de Löwy), por su adhesión a la teoría crítica o tal vez por su cierta actitud iconoclasta.

Sigue leyendo



Obama versus Bin Laden el crimen como símbolo de justicia y de democracia
mayo 3, 2011, 3:30 pm
Filed under: Actualidad, anarquismo, anticapitalismo, Frank Mintz, justicia caciquil

Otro acierto del amigo Frank Mintz  publicado en  la página web Fondation Pierre Besnard

Los jefes de Estado de muchos países (del Primer Mundo y del Tercero) y sus medias oficiales nos quieren lavar el cerebro con el burdo intento de razonamiento de que la muerte de diez mil personas en las Torres Gemelas de Nueva York está vengada con la muerte de Bien Laden. Digo de paso a propósito del 11 de septiembre de 2001 que atacarse a gente desarmada como supuestos responsables de la política militar de sus dirigentes es pura demencia, como la de los desalmadxs que se alegraron de esas muertes.

Sigue leyendo



El sionismo,‭ ‬el antisemitismo y la izquierda‭. Entrevista a Moishe Postone.

Nuestra presentación

Últimamente he investigado las relaciones entre conceptos que habitualmente son asociados tan a la ligera, que incluso tienden a ser amalgamados intuitivamente  por los cautivos del sentido común: socialismo – marxismo, revolución – rebelión, entre otros, de los cuales estos dos pares me parecen claves. Entre las pistas con las que me he topado, puedo destacar el libro de Zeev Sternhell Ni droite ni gauche, l’idéologie fasciste en France” (Éditions du Seuil, 1983).

 El trabajo de Sternhell, historiador israelí considerado una de las eminencias mundiales en el estudio del fenómeno fascista, identifica los orígenes ideológicos del fascismo en cierto socialismo francés, del cuál podemos destacar a pensadores como Sorel.  El ataque de estas formas del socialismo hacia aquel descrito como materialista, economicista y  académico, apologiza la espiritualidad del oprimido y la moral de lucha de los trabajadores. Tal socialismo podemos calificarlo, en un sentido muy general, como “socialismo vitalista”. Tal socialismo se opone a aquel socialismo crítico, atento a las condiciones históricas y económicas que rigen la existencia social, aquel socialismo que se nutre de las investigaciones más profundas de Marx.

El caso es que todas estas corrientes del socialismo francés identificadas por Sternhell, se han propuesto como objetivo despachar a Marx, “superarlo”, “revisarlo”, “atacarlo”; lograr un socialismo que prescinda de Marx. El socialismo “vitalista” que margina a Marx y el marxismo (los marxismos  para ser más precisos) se convierte así en semillero de uno de los fenómenos más intensamente mortíferos dados en el contexto de la modernidad capitalista: el fascismo. Pero  también  es la fuente de oscuras vertientes, que aún circulan por muchas de aquellas expresiones de la izquierda contemporánea, cuyas materializaciones más notorias las encontramos en políticas anti imperialistas de diverso origen, agrupadas generalmente bajo  consignas basadas en la estigmatización de la maligna y perversa criatura que compone U.S.A., Israel y todos sus cómplices.  Estos socialismos anti imperialistas (moralistas, pragmáticos, vitalistas), oponen al yuppie (young urban professional) – una especie de frankenstein creado por los financistas judeo norteamericanos – un hombre creativo, afirmativo, artesanal, un luchador apasionado, un vividor desinteresado, aventurero y populista, desconfiado de la teoría y la serenidad. La crítica del capitalismo se transforma en una confrontación cosmológica entre titanes de distinto color espiritual.

La verificación de estas relaciones, de cómo se han trabado distintos elementos ideológicos hasta perderse en discursos y posturas que se extravían en la ilusión de un proyecto emancipatorio, cuyos venenos no son percibidos y menos aún neutralizados, debe mucho a uno de los más prominentes lectores contemporáneos de Marx y la teoría crítica : Moishe Postone.

Probablemente, hay mucho de lo propuesto por Postone que debe ser confirmado, repensado y discutido. Pero lo importante es que sus trabajos representan un buen punto de partida para debatir las posibilidades de la lucha emancipatoria para la superación del capitalismo.

Sigue leyendo



Capital, tecnología y proletariado (Miguel Amorós, 2010)

Los orígenes del proletariado hay que buscarlos en el periodo histórico en que la sociedad señorial se  organiza en torno a la economía y se transforma en sociedad capitalista. Ello sucede cuando el dominio del capital, vigente en la circulación mercantil, irrumpe en la producción mediante una “revolución industrial”, en la cual la división del trabajo y la tecnología desempeñan un papel protagonista. La mercancía, esto es, el producto que se cambia por dinero, ha surgido en diversos momentos de la historia, siempre ligada al comercio, pero jamás ocupó un lugar central en la sociedad, y, por consiguiente, su lógica nunca determinó el ordenamiento social. Nunca hasta el siglo XVIII —la centuria de la Ilustración o el siglo de las Luces—, momento en que la cuantiosa demanda debida a las necesidades militares de los Estados alumbró un sistema productivo nuevo, la fábrica, al que correspondió una tecnología unilateral fundada en la ciencia y la producción masiva. El hecho de que la producción sea producción de mercancías es fundamental, pues implica una mercancía particular que añade valor a la materia prima: el trabajo. Su precio, el salario, viene fijado por un mercado especial: el del trabajo. En definitiva, obliga a la existencia de un proletariado. El capital crea a su antagonista, el trabajador asalariado, en condiciones dadas por una determinada tecnología y por un determinado desarrollo del Estado. El proletariado industrial es también hijo de ambos. Concretamente, es fruto tanto de la máquina de vapor, como de la regimentación del trabajo según el modelo militar-fabril.

Sigue leyendo