Praxis Digital


Continúa la huelga general indefinida en Bolivia
noviembre 11, 2011, 11:09 pm
Filed under: Bolivia, capitalismo de Estado, MAS, movimientos sociales

Advertencia a propósito de esta noticia:

Ya van dos entradas seguidas sobre la coyuntura social y política boliviana.  Esta vez he tomado la noticia desde  Libcom.org  ¿Qué relevancia tiene una noticia como esta? Según creo, el gobierno de Evo Morales se ha transformado en un  paradigma emancipatorio de linaje anti imperialista, cruzada soteriológica contra el demonio del capital norteamericano y la cultura europea, fuentes originarias de una economía injusta, racista y decadente.  Me resulta imposible olvidar la devoción con que hablaban hace unos 10 años los diversos militantes de izquierda (guevarista más que marxista – leninista), especialmente los movimentistas, acerca de la potencia del movimiento socialista boliviano y su popular cabeza visible, “Evo”. No era para menos. El cuerpo indígena ocupando la palestra política, la voz de los desheredados apostando por  los trajes habitualmente guardados para linajes coloniales y latifundistas… casi un sueño.

Hay mucho de verdad en culpar a norteamericanos y europeos en la destrucción sistemática de formas de vida tradicionales, que realmente muy pocos querían  abandonar. La conquista, la colonia y la implementación del capitalismo en sudamérica, fue una aventura esencialmente destructiva y genocida, y eso no se olvida por generaciones, aunque se confunda con incontables partículas de imaginación, que ostensiblemente han llevado al resentimiento a través de representaciones extrañas y traicioneras.

“Implementación del capitalismo” tiene por sinónimo indesmentible  “modernización”. Si alguien quiere desmentirlo, creo que más bien realizará algún artilugio casi pirotécnico para no dejarnos ver la verdad que preside todo aquello que se ha llamado modernización. La implementación de lo político, de la política, “esfera propia del debate ciudadano”, eso que no existía en la envilecida vida de los primitivos, aparece con la modernización. Confundirlo con la vida social en la polis griega es una operación bastante osada.

Nos podemos extender mucho precisando los términos y elaborando las relaciones entre estos.  Lo que me interesa es plantear el problema que la apuesta política de Morales implica: ¿es la política el modo de enfrentar al sanguinario mecanismo de la economía?

A pesar de la condena desde el gobierno “socialista” de Evo Morales, continúa la huelga general iniciada el 4 de Mayo contra el tope del 5% al salario.

El martes 4 de Mayo la Central Obrera Boliviana (COB), la principal federación sindical de Bolivia, declaró la huelga general indefinida en contra el del gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales.

Facebook Twitter More...

Sigue leyendo

Anuncios


Bolivia: entre el desarrollismo y la demagogia pachamamista (Huascar Rodríguez)

  Huascar Rodríguez es autor de un interesante libro sobre el anarcosindicalismo en el movimiento obrero boliviano entre los años 1912 y 1965, llamado “La choledad antiestatal”.

 
Facebook Twitter More...

Cuando Evo Morales y Alvaro García Linera realizaban su campaña electoral a fines del año 2005, los discursos de ambos candidatos eran elocuentes: lucha contra la pobreza, Estado fuerte, desarrollo y progreso. Fue García Linera quien sintetizó estos planteamientos, durante aquella campaña electoral, en los siguientes conceptos que resumen gran parte de la ideología del actual partido gobernante: “capitalismo andino-amazónico” y “gran salto industrial”. Lo que hoy estamos viviendo en Bolivia es básicamente la realización de dichas nociones, es decir la intensificación del modelo extractivista de desarrollo, basado en el petróleo y los minerales con las respectivas consecuencias políticas y medioambientales.

Sigue leyendo



Causas de la capacidad expansiva del anarquismo (José Aricó)
febrero 12, 2011, 4:53 pm
Filed under: anarquismo, José Aricó, Latinoamerica, movimientos sociales, proletarios

Segundo capítulo de la primer parte del libro de José Aricó “La hipótesis de Justo. Escritos sobre el socialismo en América Latina”. Buenos Aires,  Sudamericana,  1999.

Fueron las corrientes anarquistas las que, por lo menos hasta los años veinte del presente siglo, mostraron su extrema ductilidad para representar buena parte de todo este híbrido mundo de pensamientos inspirados en proyectos de reformas sociales y de justicia económica, manteniendo no obstante una estrecha vinculación con las clases proletarias urbanas. La “receptividad” —para utilizar una palabra ambigua y neutra, y por tanto más evocadora que conceptual— del movimiento social latinoamericano a las pautas ideológicas, organizativas y de acción política de matriz anarquista obedece a una diversidad de razones aún no suficientemente indagadas; es una historia que aún debe ser hecha y para la cual siguen faltando todavía las fuentes primarias más elementales. Y esta circunstancia es en cierta medida comprensible si admitimos que entre nosotros el anarquismo fue más la expresión de un subversivismo espontáneo de las masas populares, que la búsqueda de una resolución positiva de la “cuestión social”. Su historia no es por tanto sino un mero capítulo de esa otra historia más vasta y complicada de las “clases subalternas” que, al decir de Gramsci, es por naturaleza disgregada y episódica, y que, aun para ser estudiada como tal, requiere de una inmensa cantidad de fuentes con frecuencia difíciles o imposibles de recoger. 1

Sigue leyendo



Des/colonialidad del poder: el horizonte alternativo (Aníbal Quijano)

Desde mediados de 1973, el patrón de poder global colonial/moderno[1] inició un proceso de radical reconfiguración, que tiene carácter contrarrevolucionario. Mediante el desempleo masivo llevó a los trabajadores a una derrota mundial. Y con la desintegración del despotismo burocrático (llamado “campo socialista”) y la implosión final de la URSS, eliminó a sus rivales en la hegemonía mundial, lo que también produjo la desintegración de los movimientos y organizaciones que le eran realmente críticas y antagonistas. De ese modo, las más profundas tendencias que lo son inherentes en este contexto histórico pudieron ser desarrolladas virtualmente sin resistencia hasta mediados de la década final del Siglo XX.

Sigue leyendo



¡El Capitalismo fracasó! ¿ Y la salida? La salida no puede ser sino consciente.

Foro Transnacional de la Emancipación Humana

Un colapso amenaza el mundo – el colapso del capitalismo.
La causa de ese fracaso ha sido captada, y su crisis ha sido anunciada por la crítica radical.
Hoy, una teoría crítica radical renovada reclama un ambiente favorable a lo pensar y a lo actuar emancipatorios.
Para pensar, debatir y enfrentar este desafío, estás invitado(a) para un foro trasnacional. Un foro que pretende encarar el fundamento lógico del sistema, su desarrollo en el tiempo histórico y su barrera mundialmente presentada por la crisis actual – el Foro Transnacional de la Emancipación Humana.

Sigue leyendo



MEMORIA DE UN ESCRITOR COMBATIENTE: VICTOR SERGE (por Wilebaldo Solano)

Tuve la suerte de conocer personalmente a Víctor Serge, a mediados de Febrero de 1939, en París. Después de una larga odisea que nos llevó desde la Prisión del Estado de Barcelona hasta la capital de Francia, pasando por la cárcel improvisada de Cadaqués, el cruce de la frontera de los Pirineos y el encuentro con el comando organizado por Marceau Pivert y dirigido por Daniel Guerin para salvarnos de un posible ataque stalinista y del campo de concentración, los dirigentes del POUM recobramos la libertad a orillas del Sena. Y, naturalmente, una de nuestras primeras preocupaciones fue abrazar a Víctor Serge.

Durante todo el proceso revolucionario iniciado el 19 de julio de 1936, Víctor Serge había mantenido una estrecha colaboración con el POUM. Desde París o desde Bruselas, Serge no perdió nunca el contacto con nosotros. Colaboraba regularmente en nuestra prensa, sobre todo en La Batalla, órgano central del POUM; nos escribía con frecuencia o nos enviaba mensajes para tenernos informados de lo que pasaba en el movimiento obrero internacional, en la URSS de Stalin, en los Círculos intelectuales europeos fascinados por el gran combate contra Franco. Todo esto era precioso para la dirección del POUM. Y en particular las opiniones de Víctor Serge sobre las crisis en el aparato de Stalin y la evolución del Kremlin en su política de intervención en España.

Sigue leyendo



La temporalidad de la igualdad – Entrevista a Jacques Rancière por el Colectivo Situaciones

En La noche de los proletarios elegiste un modo de escritura poco común, que supone una invitación a la lectura no convencional y exige del lector, creemos, más que un interés determinado cierta curiosidad libre. Esto nos llama la atención porque hoy resulta muy habitual reemplazar la sutileza en la investigación por presentaciones meramente retóricas de los temas que impone el presente. Nos gustaría entonces que cuentes por qué tomaste la decisión de escribir de este modo, es decir, qué tipo de dilemas tenías que resolver. Y más en general, ¿qué criterios tenés en cuenta a la hora de pensar la relación entre investigación, escritura y política?

Esta escritura me fue impuesta por mi material, que estaba mayoritariamente conformado por textos obreros que constituían ellos mismos un acontecimiento: la entrada en la escritura de personas que se suponía que vivían en el mundo “popular” de la oralidad.  Yo tenía que dar cuenta de este acontecimiento y hacer sentir la vibración poética de sus textos y del contenido de sus pensamientos. El discurso habitual de los académicos anula ese acontecimiento, ya sea midiéndolo con el rasero de las tesis reconocidas sobre la historia de los movimientos sociales, o bien explicándolo como expresión de las condiciones de vida de esas poblaciones. De este modo se introduce una diferencia de estatuto entre dos tipos de discursos: aquellos que expresan una condición social y los que explican, a la vez, esa condición y las razones por las que se expresa de cierta manera. En otras palabras: incluso cuando se ocupa de la emancipación social, el discurso académico aplica el presupuesto de la desigualdad. Suele oponérsele a este método, la pretensión de presentar en su desnudez las “voces de los de abajo”. Pero sigue siendo un modo de situar en sus lugares respectivos al mundo popular de la voz y al universo intelectual del discurso. La única manera de hacer justicia a esos textos y al acontecimiento que constituyen, es fabricando un tejido de escritura que logre abolir la jerarquía de los discursos. Construí entonces, con sus palabras y sus itinerarios, la trama de una historia que es la historia de la educación sentimental, intelectual y política de una generación. Y sólo podía hacerlo con mi propia sensibilidad, teniendo en mente todas las novelas, poemas, canciones, óperas o dramas que me permitían establecer resonancias con aquellas vivencias suyas. Primero experimenté esta necesidad. Después intenté teorizarla hablando de una poética del saber, que tiene por principio desandar la condición privilegiada que la retórica intelectual reclama para sí mismo y así descubrir la igualdad poética del discurso. Igualdad poética del discurso quiere decir que los efectos de conocimiento son el producto de decisiones narrativas y expresivas que tienen lugar en la lengua y el pensamiento común, es decir en un mismo plano compartido con aquellos cuyo discurso estudiamos.

Sigue leyendo